El más listo de la clase

Community es una serie liviana, muy americana y americanista, para un público relativamente ingenuo o superficial que no se cuestionará nada al verla.

Ver este producto, es sumergirse en prejuicios universales, concentrados en el perfil de los estadounidenses que ven a los latinos como chicanos, a los europeos como artistas inútiles, a los africanos como pobres sin remedio o a los asiáticos como orates sin sentido.

Acarrea una notoria nostalgia con pesar, de ser esa serie divertida e inteligente. El fanfarrón engrupidor por defecto como estandarte. El protagonista es una copia mediocre del gran Zack Morris de Salvados por la Campana. Pero éste, no tiene ni el carisma ni la potencialidad de aquel personaje emblemático de la TV juvenil. Ni un Sheldon, ni un Barney. Si, está Chevy Chase en un rol vergonzozo.

El relato corre en capítulos cortos ambientados en las salas de Greenland, que es una Universidad comunitaria. Las cosas pasan como si fuera una humorada de unos universitarios en proceso, pero en lo personal, me hizo poca gracia las repetidas y comunes estupideces. Parecen muñecos jugando a vivir, jóvenes imprevisibles en una sociedad desmembrada y decadente sobre una base de principios vacía.

Es tan ridícula y estrepitosa, que los alumnos hacen una presentación en un curso de español y exponen con la bandera de los judíos y Palestina detrás. Al límite de lo aberrante, ofensivo e ignorante. Solo en EEUU tienen éxito contenidos así tan marcados en cosas negativas. Si el cuento es satírico, está pésimamente elaborado. No transmite ironías.

De pronto, por ahí meten a Jack Black y Owen Wilson y uno jura que va a cambiar con esos tremendos fichajes y que se viene una serie de lujo, pero no. Es solo un capítulo y nunca más. Cero aporte. Como cuando Los Simpsons graban un reality show y les meten a un famoso para aumentar espectadores.

Lo anterior la hace poco verdadera. Parece un completo reciclaje, un fundido de repeticiones en lo principal; de guion, pero también de actores abundantes de TV que tienen un rendimiento estándar, incluso copiando personajes.

Está así rebalsada de estereotipos al cuadrado y parece que su objetivo es solo suplir un espacio en la vitrina -o el catálogo- y conquistar nuevas audiencias por el cambio generacional en modo neoliberal que ve la industria produciendo contenidos para millennials binarios.

Si te gustó este artículo, ¡compártelo! ¡Gracias!

Spoiler:

***Eso si, tiene ciertos destellos de creatividad, pero son tan escasos que no compensan las falencias. Llega Britta, es rubia, llega con chaqueta de cuero, botas y lentes oscuros. Y Jeff le dice: “necesitas una coartada para matar a Cobain”.

Preciosa Allison Brie, solo por ella y su encanto natural creo que vale la pena hacer el esfuerzo.

No suelo abandonar series. Con esta no pasé las 2 temporadas.

4 thoughts on “El más listo de la clase”

  1. Pingback: here

  2. Pingback: เลสิค

  3. Pingback: จ่ายจริง