Plátanos con leche condensada

Los plátanos son de por si una fruta deliciosa.

Preferida por niños y deportistas, unos por su sabor en crema, esa suave textura que se deja explayar dentro de la boca potenciada con un sabor concentrado. Otros, por sus virtudes como la alta concentración de magnesio y potasio.

La leche condensada es mucha azúcar, por tanto muy re dulce y repleta de calorías, pero ese mix con la leche consigue como resultado un producto final tan relajante como placentero, suficiente para instalar una sonrisa.

Juntos, forman uno de los postres más repetidos en mi familia por tradición.

Y es que esta unión invade las sensaciones que experimentas y te transportan a tiempos memoriales de la infancia.

Hay poco tan dulce y fácil de hacer que además te deja contentón.

Si te gustó este artículo, ¡compártelo! ¡Gracias!

5 thoughts on “Plátanos con leche condensada”

  1. Pingback: cactus labs

  2. Pingback: buy peyote buttons

  3. Pingback: dinheiro empreendedor