La resaca digestiva

A todos les ha pasado alguna vez en la vida tener una molesta resaca, coloquialmente, la caña. Es un efecto biológico por deshidratación del cuerpo que se produce al ingerir alcohol.

Pero, ¿les ha pasado esa otra resaca? ¿esa que no llega después de un día de carrete?

Si, hablo de la resaca digestiva, como cuando te comes una barra de chocolate entera en la noche, una pizza o un bife a lo pobre pasado las 12 o vas a una degustación y te devoras hasta la intención del chef.

Esta resaca produce mucho malestar en el cuerpo, porque la digestión es de hecho, el proceso humano que gasta más energía. Entonces, el primer punto a considerar de esta caña es la responsable de la irregular falta de energía al día siguiente.

Pero sus alcances son más y más profundos. Esta resaca, en vista de un proceso digestivo ácido, te llena el estómago de gases. Es muy incómodo, tanto en lo social como lo corporal. Por supuesto, te manda al trono repetidas veces en el día porque el cuerpo tiene que botar todo eso que no seleccionó o no pudo digerir. Aparte, produce una extraña sensación máxima de peso, como si tu estómago tuviera un yunque adentro con el que cargas.

Lo más sorprendente de esto, es que la cabeza también se ve afectada y esta caña produce unas migrañas terribles. Bueno, en general, todo el cuerpo se debilita y no es de extrañar dolores musculares en la espalda.

Aparte de los síntomas posteriores, esta resaca, producto de obstaculizar el proceso digestivo de alguna manera ya sea por tipo o cantidad, te hace dormir muy mal. Es como si tu cuerpo te digiera que has abusado de él.

Por ende, lo mejor que podemos hacer es, como no, escuchar a nuestro cuerpo. Y evitar el exceso, no porque esas cosas ricas y sabrosas que devoramos engorden, eso es arena de otro costal cercano a la nutrición, sino porque al día siguiente lo pasas mal y cuanto más bruto sea tu exceso, peor. Si el hábito se repite, produce malestar en seguidilla que afecta el desenvolvimiento normal en casi cualquier ámbito.

Si te gustó este artículo, ¡compártelo! ¡Gracias!

2 thoughts on “La resaca digestiva”

  1. Pingback: Russians own bitcoin: Should we ban it?

  2. Pingback: จำนองที่ดิน